Educación, política y posmodernidad

Jesús Alexis González
Jesús Alexis González

Iniciemos con una puntualización: Tanto la modernidad como la posmodernidad hacen referencia a distintas maneras de pensar y vivir, cuyas implícitas características facilita identificarlas con periodos históricos que en ningún caso son opuestos ni sucesivos, habida cuenta que ciertos elementos coexisten. El comienzo de la modernidad, puede ubicarse históricamente a finales del siglo XIV con el Renacimiento, caracterizado por un despertar intelectual en el hombre y muy especialmente con el desarrollo de la escolarización, expansión y masificación educativa, al punto de incorporar a personas de clase media y de escasos recursos a un “nuevo mundo “donde se avivó el sentido humano generando ideas, inventos, conocimientos y creatividad que apuntalaron la emancipación y liberación del hombre.

La modernidad se sustenta sobre la confianza ciega en la Razón; el ser humano confía en hacer las cosas por sí mismo y dominar su propio destino sin recurrir a explicaciones irracionales, al tiempo que a través de la Razón pueden construir formas de convivencia y de relación social basadas en el consenso y la negociación. Se tiene una inquebrantable fe en las propias capacidades intelectuales de la persona para favorecer constantemente el desarrollo humano, técnico y científico. En lo especifico de la educación, la modernidad, desde su inicio, impulsó métodos autoritarios basados en clases teóricas y expositivas con predominio del castigo, la vigilancia y la disciplina como modo de poder imperante en las aulas; en un contexto de aprendizaje memorístico, repetidor y transmisivo. Es de resaltar, que algunas de estas características aún permanecen vigentes en muchos espacios académicos, a la luz de rutinas donde prevalecen las clases magistrales sobre cualquier estrategia pedagógica reciente, tal como repetir conceptos y memorizarlos, programas de estudio muy extensos y poco útiles para la vida en un ambiente académico donde el conocimiento se transmite. Sigue leyendo Educación, política y posmodernidad

Un empujón al pueblo para acabar con la sociedad de cómplices

Jesús Alexis González
Jesús Alexis González

Empujón, científicamente hablando, hace referencia a una ayuda que recibe una persona para decidir mejor e implica simplificar dicha decisión presentándole la información en un lenguaje comprensible para el normal de la gente. Tal enfoque de pensamiento, fue merecedor de un Premio Nobel de Economía en 2017 (Richard Thaler, EE UU) en razón a su contribución a la economía conductual (tendencias emocionales humanas y sociales para una mejor comprensión de la toma de decisiones); a la luz de “empujar” a la población a tomar decisiones que las beneficien a largo plazo mediante un mejor autocontrol.

En síntesis, la teoría del empujón, propicia incorporar al análisis técnico y racional los aspectos psicológicos en las decisiones que se toman día a día; asumiendo que entre dos opciones las personas escogen a menudo la que es más fácil sobre la que es más adecuada. Sigue leyendo Un empujón al pueblo para acabar con la sociedad de cómplices

Venezuela de tiranía a dictadura con la complicidad de una sociedad permisiva

Jesús Alexis González
Jesús Alexis González

El adjetivo permisivo, hace referencia a toda persona que tiene tendencia a consentir sobre ciertas “cosas” confiriendo, al propio tiempo, flexibilidad a la hora de ejercer su autoridad. En razón de ello, asume una actitud de tolerancia hacia el quebrantamiento de leyes y costumbres hasta conformar una sociedad permisiva donde los códigos morales y las normas sociales se tornan “liberales”. Es así, que permisividad (situándonos en lo especifico del caso venezolano) ha de entenderse como la aceptación pasiva del incumplimiento deliberado de la Constitución, las leyes y las normas por parte del régimen. Tolerancia, por su parte, hace referencia a la aceptación pasiva de conductas que nos resultan personalmente molestas, pero que están dentro de las normas aceptadas como, p.ej. respetar las decisiones de un gobierno democrático aun cuando no sean de nuestro agrado.

Vale preguntar: ¿Cuál es la línea divisoria entre la permisividad y la tolerancia? Sigue leyendo Venezuela de tiranía a dictadura con la complicidad de una sociedad permisiva