Artículo por Los Lamentos chavistas veinte años después

Jesús Alexis González
Jesús Alexis González

En este, nuestro último artículo del año 2018, estamos haciendo implícita referencia al término El-Mabka (Lugar del Llanto) de donde se toma el nombre para el Muro de Los Lamentos como un lugar para orar; que a partir del año 1967 se denomina Muro Occidental como un lugar de celebración general. Tal mención la hacemos, convencidos como estamos, que Venezuela pronto dejará de llorar e iniciará una celebración luego de refundar la democracia.

Vale citar con nostalgia, el anticomunista resultado de las primeras elecciones democráticas (Presidencial y Legislativas) celebradas el 07/12/1958 donde el partido comunista apenas obtuvo 160.791 votos (un 6,2%) para el Legislativo de un total de 2.569.245, en el siguiente resultado global: AD: 49,7%; URD: 26,9%; Copei:15,3%; Otros tres partidos minoritarios: 1,9%; siendo que el ¡93,8% de los votos fueron pro-democráticos!

Cuarenta años después (1998), y “abonado” por intensas criticas fundamentalmente destructivas y muy poco reformistas (al menos) con activa participación de los denominados “Notables” (“dueños” de la verdad única en desenvolvimiento partidista, con claras intenciones personales soterradas), y con amplia divulgación (anti democrática) por parte de los más influyentes medios de comunicación nacional que en mucho se sustentaban tanto en la presencia de una “profunda corrupción” (nada comparable con el “saqueo” de los veinte años siguientes), como en una “ineficiente democracia” en el marco de un “pésimo gobierno bipartidista” (incomparable con el destructor totalitarismo del presente), todo ello en un nefasto ambiente anti política (tal como se repite en la actualidad a pesar del pernicioso régimen); se produce el ¡triunfo popular del Teniente Coronel Hugo Chávez! quien participó en la intentona golpista del 04/02/1992 y habiendo fallado fue sentenciado, junto a otros integrantes, a cárcel hasta 1998 cuando el entonces presidente R. Caldera lo dejó en libertad apenas  ¡dos después! (sostuvo luego que lo indultó por presión de civiles “notables”, de militares de alto rango, de líderes de los partidos políticos, y por el ¡clamor popular!).

Es de recordar, que H. Chávez había fundado (bajo el conocimiento y participación de muchísimos militares y civiles) el Movimiento Bolivariano Revolucionario 200 (MBR-200), que le facilitó, en nuestra opinión, participar de manera subrepticia (ocultamente o a escondidas) en el denominado Caracazo que en sí mismo puede considerarse el arranque del denominado “chavismo”  (“coincidiendo” con interminable alargamiento de los capítulos de la novela Por estas calles que transmitió RCTV Radio de 1992 a 1994 en “diabólica” estrategia comunicacional  anti sistema con un 60% de audiencia) un catastrófico proyecto “político” (que luego desafortunadamente para Venezuela lo continuó y empeoró N. Maduro) que adquiere legitimidad cuando H. Chávez es electo presidente con un 56,2% de los votos (con una abstención del 36,6% del censo electoral) asumiendo el poder el 02 de febrero de 1999 (contando desde el principio con Fidel Castro como uno de sus más firmes aliados); volviendo a ganar las elecciones en el año 2000 con un 59,8% de los votos (con una abstención del 43,4% del censo electoral), ratificado en el año 2004 (mediante referéndum) y nuevamente electo(¿?) en el 2006 y en 2012 (no se llegó a juramentar ya que murió en Cuba en los primeros días del año 2013).

Luego del fallecimiento de H. Chávez, se celebró una nueva elección presidencial el 14 de abril de 2013 donde N. Maduro obtuvo (¿?) un 50,6% de los votos frente a un 49,1% de H. Capriles (aparente ganador sin el debido empuje para defender su triunfo); evento electoral que expandió el espacio para la destrucción del país (a la luz de un gobierno fracasado, inepto y miserable), hecho que se encuentra en ¡pleno desarrollo!

Sustentándonos en el blog TODOS UNIDOS POR VENEZUELA, nos permitimos hacer referencia a lo que afirman en cuanto al significado de ser chavista en el presente (quienes continúan en tal condición) segmentado en distintos tipos: 1.- Los Peores: Son los de “arriba”, de estirpe putrefacta como los ministros y otros altos funcionarios públicos que gozan de los beneficios del poder; 2.- Los Corruptos: Se roban descaradamente los bienes de la nación; 3.- Los Obligados: Ante el miedo de perder el trabajo y su caja CLAP, toleran humillarse, vestirse de rojo, asistir a marchas (a cada vez menos), y otro sin fin de vejámenes; 4.- Los Radicales: Aquellos que por apoyar al régimen tienen libertad para delinquir, sin que nadie los detenga; 5.- Los Ignorantes: Se mantienen fieles al régimen, al no entender que el desgobierno no procura bienestar para ellos; 6.- Los Militares despreciables: Ayudan a mantener la dictadura, entregando la Soberanía Nacional a los cubanos castristas, 7.- Los Jóvenes “cubanizados”: Enviados a Cuba para “lavarles el cerebro” y convertirlos en seguidores “patria o muerte” del chavismo-madurismo; y 8.- Los Santeros: A costa de “brujerías” intentan detener la caída del régimen.

Reflexión final: Nos resulta de obviedad manifiesta, que el país se encuentra mayoritariamente en una situación de odio, hambre, escasez de medicamentos, hiperinflación, corrupción, narcotráfico  y mucho más en consonancia con una indefensión (ver nuestro artículo: Sin economía en pro del politicidio y la indefensión, en www.pedagogia.com).

Ante ello, y con pleno convencimiento sobre el próximo fin de esta pesadilla, concluimos con una cita: “En realidad no son los regímenes totalitarios los que aniquilan el pensamiento libre, sino que es la ausencia de pensamiento libre la que conduce al totalitarismo” (Simone Weil).

Finalmente, nuestro sincero deseo en favor que, al llegar la Natividad a tu hogar, quede alumbrando por largo tiempo para ti y a tus seres queridos.

Eco. Jesús Alexis González

Diciembre 16/ 2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *