Sin economía en pro del politicidio y la indefensión

Jesús Alexis González
Jesús Alexis González

La economía busca responder tres interrogantes básicas: ¿Qué?, ¿Cómo y cuánto?, ¿Para quién? producir bienes y servicios para satisfacer las necesidades humanas; y por tanto tiene como objeto el estudio de la actividad económica del hombre en procura de solucionar el problema de la escasez. Es así, que aspira describir y explicar los diferentes fenómenos sociales que a la luz de su fin teórico, intenta predecir los diferentes fenómenos y hechos de la realidad económica; y a la luz de su fin práctico ensaya alcanzar el bienestar general, asumido como una mejora del nivel de vida promedio de la población. En tal sentido, enfatiza en la productividad entendida como la capacidad de producir una cierta cantidad de bienes con un conjunto dado de recursos, que se supone será mayor si el trabajo se divide entre especialistas que cumplan funciones definidas; siendo que cuando dicha productividad hace referencia al país como un todo se denomina división social del trabajo, y los bienes producidos se deben distribuir a través del intercambio en el mercado.

Las necesidades humanas, han de entenderse como la sensación de carencia o insuficiencia (material o inmaterial) que el hombre experimenta como consecuencia de sus exigencias corporales o espirituales; sensaciones que deben ser aplacadas mediante el consumo de bienes o servicios. A tenor de ello, resulta pertinente mencionar la Teoría de la Jerarquía de las Necesidades (Abrahán Maslow) donde se sostiene que una vez que la persona ha satisfecho determinadas necesidades empieza a preocuparse por satisfacer las de otro tipo; lo cual ocurre bajo un comportamiento de tipo piramidal de las necesidades: 1.- Fisiológicas: El hombre debe satisfacerlas para sobrevivir (alimentos, medicamentos, etc); 2.- Seguridad: Protección ante daños físicos o sicológicos (planes de vigilancia, disponer de un seguro médico, etc); 3.- Aceptación social: Interacción social para sentirse aceptado por otros (afecto, amor, amistad, pertenecer a un club deportivo, etc); 4.- Autoestima: Sentimiento de prestigio, reconocimiento, éxito, autovalía (ingresar a la universidad, obtener un título profesional, etc); 5.- Autorrealización: Desarrollo de destrezas para poder dar lo que uno es capaz (preparación académica para conocer las causas de los problemas sociales y tomar conciencia de ellos).

La política económica, estudia las formas y efectos de la intervención del Estado en la vida económica de una Nación, con el objeto de alcanzar determinados fines; mientras que la economía política estudia las relaciones entre los hombres en la sociedad, más comúnmente denominado relaciones sociales de producción, a partir de sus intereses económicos generando un producto material social que es distribuido, muy especialmente, a través del mercado de intercambio. En síntesis, la economía política estudia las relaciones sociales entre las personas en el proceso de producción, cuya naturaleza está determinada por la propiedad de los medios de producción (privada o colectiva), por la posición de los grupos sociales en la producción (dominante o dominada) y por las formas de distribución del producto social (apropiación privada o colectiva).

Permítasenos un alto, para en atención a los aspectos hasta ahora considerados, aseverar (afirmar con convencimiento) que a lo largo del destructivo e indeseable periodo post democrático que se inició con una tiranía a través del voto, ¡no se han aplicado en lo más mínimo la economía ortodoxa definida en términos de racionalidad-equilibrio!

Continuemos. El politicidio, hace referencia a que las víctimas de un conjunto de acciones tales como la privación de medios para la subsistencia, la tortura y el asesinato, se encuentran definidas primariamente por su oposición política al régimen imperante.

Reflexión final: En la Venezuela de los últimos veinte años, se observa con claridad que el intencional desmanejo de la economía estuvo orientado hacia conducir a gran parte de la población a una condición de indefensión aprendida, al punto de haberlos “enseñado” a comportarse pasivamente al transmitirles la “convicción” que “no pueden hacer nada” en pro de cambiar las cosas indeseables a pesar de existir oportunidades tangibles para actuar en contrario; propiciando al mismo tiempo una percepción de ausencia de control sobre el resultado de cualquier intento de cambio.

El régimen, en su estrategia por profundizar la indefensión aprendida, recurre tanto al politicidio físico como mediático; que en lo particular del segundo se sustenta en destruir la importancia de las organizaciones partidistas de oposición, con la cooperación consciente o inconsciente de una población que, a la luz de la Teoría de la Jerarquía de las Necesidades (antes citada) se encuentra casi en su totalidad ubicada en la escala Fisiológica, y por ende solamente preocupada por sobrevivir mediante la obtención de “recompensas gubernamentales” vinculadas con alimentos y medicamentos; al extremo de negarse el interés por alcanzar las necesidades de Autoestima y Autorrealización al tiempo de renunciar a su dignidad perdiendo el respeto hacia sí mismo  y ¡dejándose  humillar y degradar!

Economista Jesús Alexis González

Diciembre 02/2018

Un comentario en “Sin economía en pro del politicidio y la indefensión

  1. ¡muy bueno! se necesitan mas artículos así, que lleven a dejar la pasividad, pero sería bueno incluir propuestas de como realizar una actividad que sea efectiva y eficiente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *