Patriotismo contra EEUU ¿y Cuba?

Jesús Alexis González
Jesús Alexis González

El patriotismo, suele referenciarse como un Valor que procura cultivar el respeto y amor que debemos a la Patria materializado en un trabajo honesto y la contribución personal al bienestar común. En similitud de enfoque, otras corrientes lo definen simplemente como el Valor que propicia cultivar el respeto y amor a la Patria mediante un comportamiento honesto.
Por su parte, José Joaquín de Mora señala que “Amor a la Patria es un sentimiento más templado y menos activo que el patriotismo. Amar a la Patria no es lo mismo que sacrificarse en su servicio. Ama a la Patria el que, ausente de ella, vive triste y deseoso de restituirse a sus hogares. Tiene patriotismo, el que consagra a la Patria su hacienda, sus servicios y su existencia”; mientras que Patriota es toda persona que ama y defiende a su país a diferencia de un patriotero que alardea de patriotismo con ostentación y afectación.
El patriotismo como valor social, ha de entenderse como un sentimiento que vincula a los seres humanos con su país natal o adoptivo al cual se enlazan a través de la ley, de la cultura, de la historia y de los valores humanos que cultivan como integrantes de la sociedad, al punto de generar cohesión social y nacional sin aproximarse, por un lado al “chauvinismo” y a la xenofobia que son rechazos infundados hacia personas y países foráneos, ni por otro lado al entreguismo que es un antivalor definido como la tendencia a vender los intereses patrios a poderes extranjeros, ni a un nacionalismo exagerado que desprecia en su pensar, sentir y actuar a otras Países.
El “patriotismo populista” venezolano, sustentado en la externalidad de EEUU como “enemigo externo” ha sido una constante del régimen instaurado en 1998 luego de las fallidas intentonas de golpe de Estado; tal y como sucedió en Febrero 2006 cuando H. Chávez expulsó al Agregado Militar de EEUU por “espía” al tiempo de advertir que retiraría (como en efecto sucedió) a toda la Misión Militar, e igualmente en Septiembre 2008 el mismo H. Chávez le dio 72 horas al Embajador de EEUU para salir de Venezuela expresando: ¡Váyanse al carajo, yanquis de mierda!
El “territorio libre de yanquis” de los últimos diez años, no contribuyó en lo más mínimo con la calidad institucional de Venezuela y muy por el contrario hemos transitado hacia una poderosa corrupción gubernamental y tráfico de narcóticos, que luego transfieren, principalmente, al sistema financiero e inmobiliario estadounidense. Es así, que p.ej. el 23/Ago/2017 un recientemente juramentado por la AN como Magistrado del TSJ experto en la materia de legitimación de capitales, aseguró contar con los soportes que involucran a más de cien personas que en los recientes 18 años han “lavado” unos US$ 800.000 millones en una mezcla de delincuencia organizada infiltrada en el Estado vinculada con corrupción cambiaria, negocios de suministros a diferentes entes del Estado, construcción de viviendas y a la negociación con oro; astronómica cifra que holgadamente supera los US$ 100.000 millones ( 12,5% del total) que requiere la desvalijada Venezuela, para ponerse en marcha según cuantifica un reconocido grupo de expertos nacionales e internacionales. En el mismo tenor, el Presidente de la Comisión de Contraloría de la AN declaró (24/Ago/2017) que el gobierno nacional (¿?) destinó más de US$ 22.000 millones para adelantar 12 obras con la empresa brasileña ODEBRECHT que luego de 11 años no han sido culminadas, en “evidente corrupción por sobornos e intereses particulares”, sentenció. A tan indeseable escenario, ha de agregarse que a PDVSA le deben US$ 11.603 millones a la luz de cuentas por cobrar “por ventas de petróleo crudo y sus productos, en el marco de los acuerdos y convenios suscritos con gobiernos de otros países” (Informe Auditado de PDVSA, 2016).
Retornando a lo que el gobierno (¿?) denomina “injerencia yanqui”, el Vicepresidente de EEUU hablando en Doral, Miami FL (23/Ago/2017) expresó enfáticamente que su país está dispuesto a hacer uso de todo su poder e influencia para ayudar a los venezolanos a recuperar la democracia, al tiempo de afirmar que “son muchas las opciones que tenemos para Venezuela y seguiremos ejecutándolas junto a los países de la Región, hasta que sean libres. Estados Unidos no permanecerá de brazos cruzados en momentos que Venezuela se desmorona”. De igual modo, planteó los problemas de lavado, financiamiento del terrorismo, de narcotráfico y de la crisis institucional en el país, señalando al mismo tiempo que EEUU usará su fuerza diplomática y económica para restaurar la democracia en Venezuela, habida cuenta que como “un Estado fallido amenaza la seguridad del hemisferio”, reiterando que EEUU “no se quedará cruzado de brazos mientras pasa lo que pasa en Venezuela” en una situación que mencionó como “una tragedia”. Por su parte, el Presidente del Parlamento Europeo en fecha 28/Ago/2017 expresó: “creo que hay que tomar medidas contra el régimen antidemocrático de Maduro”; mientras que el 29/Ago/2017 el Presidente de Francia calificó como dictadura el régimen venezolano y en simultaneo sostuvo: “Nuestros conciudadanos no entienden cómo algunos han podido ser tan complacientes con el régimen que se está instaurando en Venezuela. Un dictador que intenta mantenerse en pie al precio de un sufrimiento humano sin precedentes y de una radicalización ideológica preocupante”.
En lo atinente a Cuba, y en concordancia con datos que maneja quien fuera Jefe de Telecomunicaciones de la Casa Militar entre 2001 y 2003, afirmó que entre 1997-1998 entraron a Venezuela 167 cubanos con la intención de colaborar con H. Chávez en su campaña electoral presidencial, cifra que aumentó luego del 2002 con más de 3.000 Agentes de Inteligencia. Otra fuente señala, que con posterioridad al Convenio Integral de Cooperación entre Cuba y Venezuela (año 2000) se conformó un “ejercito de asesores” que ya para el 2014 superaba los 44.000, de los cuales un 25% provienen de los Comités de Defensa de la Revolución de Cuba expertos en labores de vigilancia contra la disidencia; adicionalmente a unos 3.000 Agentes del G2.
Reflexión final: En esta oportunidad, dejamos este espacio para uso del amable lector en cuanto a deslindar qué país tiene mayor nivel de injerencia en Venezuela: ¿EEUU o Cuba?
Economista Jesús Alexis González
04/Sep/2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *