Archivos de la categoría EDUCACIÓN

Política educativa como estrategia de dominación de las conciencias

La conciencia de sí mismo, ha de entenderse como la capacidad que tiene cada persona de conocer sus carencias, capacidades, valores, esperanzas, emociones, pensamientos, actitudes; es decir otorga al individuo la capacidad de juzgar lo que debe hacer, y de sus responsabilidades.
Tal y como hemos sostenido de forma reiterada en muchos artículos, constituye una rotunda necedad (demostración de poca inteligencia) caer en la artimaña del régimen de propiciar en el colectivo nacional, con visión de distracción, enfrentamientos académicos y técnicos para situaciones que en el fondo son enteramente ideológicas producto de “mentes imaginativas” o “piruetas creadas en el vacío”, vinculadas con ideas que apuntan al socialismo-comunismo. En Venezuela, tal proceder ha asumido un sentido de pensamiento irreal al haber asumido el régimen, copiando a C. Marx, que no es la conciencia del hombre lo que determina su propio ser, sino que es el ser social lo que sirve para determinar su conciencia; resultando por tanto totalmente estéril (que no da fruto) “enfrentar” planteamientos con “voceros memorísticos” de la “revolución” apegados a una concepción no científica como lo es el denominado socialismo del siglo XXI que ni sus propios auspiciadores lo conocen ni mucho menos lo entienden, pero lo asumen como una acción política y social para legitimarse en el poder. Sigue leyendo Política educativa como estrategia de dominación de las conciencias

Venezuela ¿educación socialista de calidad para todos?

Jesús Alexis González
Jesús Alexis González

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) fue fundada en la Conferencia de Londres (16/11/1945) e inició actividades el 04/11/1946, actualmente cuenta con 195 Miembros (Venezuela pertenece desde el 25/11/1946) y tiene como Objetivo Primordial la construcción de la paz en la mente de los hombres asumiendo que es un proceso voluntario basado en el respeto de las diferencias y en el diálogo que requiere del  libre intercambio de las ideas y conocimientos, donde la educación es factor determinante.

En Tailandia (año 1990), nació el movimiento mundial Educación Para Todos (EPT) con la participación de la mayoría de los países Miembros de la UNESCO, quienes emitieron la “Declaración sobre Educación Para Todos” (“Declaración de Jomtien”); 10 años después en el Foro Mundial sobre la Educación celebrado en Dakar (Senegal, año 2000) los gobiernos asistentes (164) asumieron el compromiso de alcanzar 6 objetivos de la EPT vinculados a los aspectos de la enseñanza básica y la calidad de la educación, desde el aprendizaje en la primera infancia hasta la alfabetización de adultos, al tiempo de fijar el año 2015 como fecha límite para alcanzar los  denominados “Objetivos de Milenio”. En noviembre 2013, la Conferencia General de la UNESCO se comprometió a fomentar como objetivo general una educación “basada en los principios fundamentales de acceso,  y calidad, en la perspectiva del aprendizaje a lo largo de toda la vida”.

En el informe de la UNESCO  “Educación Para Todos 2000-2015. Logros y Desafíos” (abril, 2015), se destaca que un 33% de los países alcanzaron la totalidad de los objetivos mensurables (aquello que se puede medir) de la EPT, al punto que menos de un 50% alcanzó el objetivo central: la escolarización universal de todos los niños en edad de cursar la enseñanza primaria; razón por la cual la organización sostiene que para hacerlo realidad es necesario instrumentar estrategias para dar prioridad a los niños más pobres, mejorar la calidad de la enseñanza y reducir las diferencias en el grado de alfabetización. Los objetivos y sus logros pueden resumirse en: Objetivo 1: Extender y mejorar la atención y educación en la primera infancia. Un 47% lo logró y un 20% está muy distante de alcanzarlo; Objetivo 2: Lograr la universalización de la enseñanza primaria, especialmente en los estratos marginados. Un 52% lo alcanzó y un 38% se encuentra muy alejado. Objetivo 3: Garantizar que los jóvenes y adultos tengan iguales oportunidades de acceso al aprendizaje y a la adquisición de competencias para la vida diaria. Un 46% propició la escolarización universal de su población en edad de cursar el primer ciclo de secundaria y un 33% está muy lejos de alcanzarlo. Objetivo 4: Lograr en 2015 una reducción del 50% de los niveles de analfabetismo de la población adulta. Un 25% lo alcanzó y un 32% está muy distante. Objetivo 5: Suprimir la disparidad y lograr la igualdad entre sexos. Un 60% de los países alcanzó la paridad entre niñas y varones en la enseñanza primaria y de un 20% en secundaria. Objetivo 6: Mejorar la calidad de la educación para todos y obtener resultados de aprendizaje mensurables. Persiste una escasez de docentes y su capacitación sigue constituyendo un problema, especialmente la formación profesional que la recibe cerca de un 50%.

El nuevo compromiso global por la educación impulsado por la UNESCO bajo la denominación de “Objetivo de Desarrollo Sostenible No 4” o Educación 2030, tiene como objetivo global “Lograr para todos por igual una educación de calidad y un aprendizaje para toda la vida”; al tiempo de formular como principios rectores la inclusión, la equidad y la calidad educativa. De igual modo, fija las metas siguientes: Meta 1: Lograr que todos los niños cursen y finalicen un ciclo completo de educación básica; Meta 2: Aumentar el paso a una educación de calidad en el segundo ciclo de la enseñanza secundaria; Meta 3: Ampliar los sistemas de educación terciaria para que los educandos cualificados puedan cursar y finalizar estudio que proporcionen un certificado, diploma o título; Meta 4: Lograr que todos los jóvenes y adultos adquieran la capacidad de leer, escribir y calcular; Meta 5: Aumentar la proporción de jóvenes (entre 15 y 24 años) dotados de conocimientos y competencias de carácter profesional y técnicos pertinentes y reconocidos, para acceder a un trabajo digno; Meta 6: Aumentar la participación a la educación permanente de adultos y los programas de formación correspondientes; Meta 7: Subsanar la insuficiencia de docentes, contratando a un número suficientes de profesores que estén capacitados; Meta 8: Lograr que todos los jóvenes (entre 15 y 24 años) y adultos tengan posibilidades de adquirir conocimientos y competencias pertinentes que contribuyan a su realización personal.

Referencia complementaria merece, el informe del Foro Económico Mundial en su Capítulo relacionado con el Índice de Capital Humano 2015 (ICH)  calculado para 124 países cubriendo 46 indicadores centrándose en la educación, las cualificaciones y el empleo a la luz de verificar si los países están o no aprovechando su potencial humano. A nivel mundial, Finlandia encabeza el ránking con un 86% de un máximo de 100 y Noruega, Suiza, Canadá y Japón conforman el resto de los 5 primeros puestos en el contexto de  13 que han superado el 80%. Entre las demás importantes economías avanzadas que han optimizado el capital humano entre el 70% y el 80%, Francia ocupa la posición 14 mientras que Estados Unidos la 17, Reino Unido la 19, Alemania el 22 y la Federación de Rusia el 26. En cuanto a América Latina y el Caribe los países que lideran son Chile (45) y Uruguay (47); luego Argentina (48), Brasil (78), Venezuela (91) y Honduras (96).

En contrario a la realidad reflejada por los indicadores, el revocable N. Maduro afirmó (26/09/16) que “La consolidación de la educación gratuita y de calidad como un derecho humano es un logro de la Revolución Bolivariana”; absurdo complementado por el ministro de Educación quien sostuvo que la inscripción del año escolar 2016-17 alcanzó los ¡13 millones! lo cual reflejaría un aumento de 5.215.375 estudiantes con respecto al año anterior, que según cifras oficiales se situó en 7.784.625, y por tanto habría crecido en un ¡67% en un año!.

Acabar con el cinismo y la mentira permanente, al tiempo de revertir la tendencia negativa de la educación y el capital humano (y de otros males), es solo posible con un referendo revocatorio presidencial en 2016 lo cual implica, entre varias acciones, (I) mantener la presión de calle, (II) impulsar el referendo participando mayoritariamente en el acto del 12 de octubre, (III) colaborar con el Plan 1.356 instrumentado por la MUD, (IV) salir a firmar y mantenernos en los Centros como “vigilantes de la avalancha”; sin descartar que ante pretensiones de triquiñuelas por parte del CNE debamos recurrir a la desobediencia civil, pacifica, no violenta hasta lograr el RRP 2016.

Economista Jesús Alexis González
jagp611@gmail.com     @jesusalexisgon     www.pedagogiaeconomica.com
03/10/16