Archivos de la categoría Anarquía

Sin pluralismo político y elevada estupidez electoral

Jesús Alexis González
Jesús Alexis González

En un Estado de derecho, los partidos políticos expresan el pluralismo político, concurren a la formación y expresión de la voluntad popular, y son instrumento fundamental para la participación política. Venezuela, muy por el contrario, ha venido siendo conducida en los últimos diez (10) años hacia un unipartidismo hegemónico en “democracia”, a la luz de la existencia, para efectos electorales, de otros partidos distintos al oficialista, pero sin ninguna oportunidad de ganar; con la obvia intención por parte del régimen  de intentar mantenerse eternamente en el poder con la finalidad, no de gobernar, sino para, por una parte, apropiarse de la riqueza nacional, y por otra parte para mantenerse como una segura ruta para el narcotráfico internacional; en razón de lo cual le niegan a la sociedad civil la posibilidad de organizarse y prepararse para exigir sus derechos políticos, muy especialmente en lo que se refiere a la realización de elecciones libres, transparentes y competitivas mediante una fluida participación de los partidos políticos en pro de fortalecer los valores democráticos.

La estrategia de aniquilar los partidos políticos de oposición instrumentada por el narco régimen venezolano, se materializa a pesar de existir una Ley de Partidos Políticos, Reuniones Públicas y Manifestaciones (de 1964 y reformada parcialmente en 2010) que en su Art 25 establece: “Los partidos políticos nacionales, renovarán en el curso del año que comience cada periodo constitucional su nómina de inscritos en el porcentaje del cero coma cinco por ciento (0,5%)”. De igual modo, en las Normas para la Renovación de Nominas de Inscritos en las Organizaciones con Fines Políticos Nacionales, se estableció que las Organizaciones Nacionales que no obtuvieron el uno por ciento del total de votos válidos en las elecciones parlamentarias de 2015, así como aquellas que no participaron en los dos procesos electorales inmediatamente anteriores “debían  renovar sus nóminas de inscritos ante el CNE, a los fines de mantener su vigencia”; siendo que hasta la fecha se han efectuado dos (2) procesos para la renovación de partidos políticos (2011 y 2017), y un proceso de eliminación automática (luego de mayo 2018). Sigue leyendo Sin pluralismo político y elevada estupidez electoral

La política en Venezuela, entre la desinformación, las noticias falsas y la propaganda negra.

Jesús Alexis González
Jesús Alexis González

La desinformación, también denominada manipulación informativa o manipulación mediática, ha sido definida como la “creación” deliberada de información que se sabe es falsa; al tiempo de hacer referencia a una ausencia de información verdadera bajo la intención soterrada de engañar y falsificar la realidad al extremo de propiciar una confusión mental en aras de procurar en los sujetos el desconocimiento o ignorancia (falta de saber y/o conocimiento o experiencia), al divulgar supuestos aspectos desfavorables de quien se desea desinformar.

La desinformación ha existido por siglos, siendo que p.ej. el Gran Incendio de Roma (julio de 64) dícese fue ordenado por Nerón con el propósito de luego acusar a los cristianos como los causantes e iniciar una feroz persecución contra ellos; y a la vista de la actualidad la Internet (desde 1969 se configuró como un conjunto descentralizado de redes de comunicación interconectadas como una red lógica de alcance mundial) y posteriormente las denominadas redes sociales (estructura compuesta por un conjunto de usuarios relacionados en torno a un criterio) ha potencializado su fuerza al tiempo de conferir “plena libertad” para la “producción de noticias” que se difunden y expanden a velocidad y proporciones extraordinarias. A tal respecto, vale citar que las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) incrementó a nivel mundial, durante el lapso 2000-2017, en un 976% el número de personas con acceso a Internet; al extremo que a principios del año 2019 existían en Internet unas 1.3 miles de millones de páginas web donde navegaban unos 3.7 miles de millones de usuarios a efectos de interactuar e intercambiar diariamente información, al tiempo que cerca de un 60% de la población adulta elegía  las redes sociales  como su fuente de información primaria; mientras que en Venezuela (año 2018) existían 19,31 millones de usuarios en Internet (60% de la población total), 14 millones de usuarios de redes sociales, de los cuales el 71,4% (10 millones) se conectaban a través de dispositivos móviles (fundamentalmente teléfonos). En fin, tanto Internet como las TIC facilitan en la modernidad de la era digital la dispersión de información (tanto verdadera como falsa) para su utilización con fines político-partidistas. Sigue leyendo La política en Venezuela, entre la desinformación, las noticias falsas y la propaganda negra.

Venezuela, elecciones libres y justas en tiranía: una utopía.

Jesús Alexis González
Jesús Alexis González

El Grupo Internacional de Contacto, en su reciente visita a Venezuela (16 y 17 mayo/2019), enfatizó sobre la necesidad de “facilitar una solución pacífica y democrática en manos de los venezolanos”, a la luz de unas “elecciones presidenciales libres y justas” de acuerdo con la CRBV.

A efectos de juzgar la posibilidad de celebrar, en presencia de un régimen tiránico, tal evento electoral libre (persona que tiene capacidad para escoger y dirigir su forma de actuar o de pensar) y justo (situación que se ajusta a una ley), se hace obligante repasar ciertos hechos acaecidos en nuestro país que alteraron (alteran) la transparencia de todo proceso electoral. Es así, que, a decir de expertos en la materia, gracias al sistema automatizado implementado por la empresa Smartmatic en 2004 se hizo posible que los miembros del “crimen organizado se atornillaran en el gobierno venezolano” (Rubén Bustillos, octubre 2017) apuntalados por el, supuestamente, “sistema electoral más seguro del mundo” (¿?); que en efecto le facilitó al chavismo-madurismo “reflejar triunfos inobjetables” (¿?) con excepción de las Elecciones Parlamentarias del 5D-2015, en razón a que los técnicos de Smartmatic no participaron (“diferencias” entre el régimen y los accionistas) y por ende la dictadura no  pudo alterar los resultados. Sigue leyendo Venezuela, elecciones libres y justas en tiranía: una utopía.