Venezuela, hiperinflación intencional y moneda apátrida.

Jesús Alexis González
Jesús Alexis González

Diversos acontecimientos monetarios acaecidos a lo largo del siglo XX, tal como el abandono del patrón oro (más adelante lo abordamos) y la posterior instauración del patrón dólar (más adelante lo abordamos) fueron el “portón de entrada” para que regímenes irresponsables inflaran su moneda en aras de hacer frente a sus obligaciones, sin tomar en cuenta las horrendas consecuencias de esa destructora política que ha conducido a devastadores momentos de hiperinflación entendida como un aumento de la inflación muy fuerte y prolongado en el tiempo al extremo de trastocar todos los precios de la economía de forma no proporcional (algunos precios suben más que otros) habida cuenta que no existe un nivel de precios (denominación comúnmente mal utilizada). Sigue leyendo Venezuela, hiperinflación intencional y moneda apátrida.

La venganza revolucionaria: más dinero inorgánico y menos producción.

Jesús Alexis González
Jesús Alexis González

Iniciemos con una reflexión elemental: Si para una cantidad dada de producción, con tendencia decreciente, se incrementa la oferta monetaria es de obviedad manifiesta que va a intercambiarse más dinero por esa cantidad de bienes, y por consiguiente cae el poder adquisitivo del dinero o valor del dinero que hace referencia a la cantidad de bienes y servicios que permite adquirir en un momento especÍfico; y por tanto es de perogrullo que si los precios aumentan el valor del dinero se reduce, es decir, se tendrá que entregar más dinero por unidad de un bien configurando de tal modo la malvada inflación. Sigue leyendo La venganza revolucionaria: más dinero inorgánico y menos producción.

Venezuela en ruinas con la complicidad de una sociedad permisiva

Jesús Alexis González
Jesús Alexis González

El adjetivo permisivo, hace referencia a toda persona que tiene tendencia a consentir o dar permiso para ciertas cosas mostrando al propio tiempo flexibilidad a la hora de establecer límites o de ejercer su autoridad; razón por la cual asume tolerancia a la transgresión (quebrantamiento) de leyes, normas o costumbres hasta conformar una sociedad permisiva donde los códigos morales y las normas sociales se tornan liberales en un ambiente donde ello se considera “normal”. Es así, que permisividad ha de entenderse como la aceptación pasiva de un incumplimiento deliberado de la Constitución, las leyes y las normas comúnmente aceptadas por parte, p.ej. del Gobierno; y dicha permisividad es siempre perversa (alterar las costumbres que son consideradas sanas, a partir de conductas extrañas). Tolerancia, por su parte, hace referencia a la aceptación pasiva de conductas que nos resultan personalmente molestas, pero que están dentro de las normas aceptadas como, p.ej. respetar las decisiones de un gobierno democrático aun cuando no sean de nuestro agrado; y dicha tolerancia es siempre encomiable (meritoria, valiosa). Sigue leyendo Venezuela en ruinas con la complicidad de una sociedad permisiva