Venezuela, elecciones libres y justas en tiranía: una utopía.

Jesús Alexis González
Jesús Alexis González

El Grupo Internacional de Contacto, en su reciente visita a Venezuela (16 y 17 mayo/2019), enfatizó sobre la necesidad de “facilitar una solución pacífica y democrática en manos de los venezolanos”, a la luz de unas “elecciones presidenciales libres y justas” de acuerdo con la CRBV.

A efectos de juzgar la posibilidad de celebrar, en presencia de un régimen tiránico, tal evento electoral libre (persona que tiene capacidad para escoger y dirigir su forma de actuar o de pensar) y justo (situación que se ajusta a una ley), se hace obligante repasar ciertos hechos acaecidos en nuestro país que alteraron (alteran) la transparencia de todo proceso electoral. Es así, que, a decir de expertos en la materia, gracias al sistema automatizado implementado por la empresa Smartmatic en 2004 se hizo posible que los miembros del “crimen organizado se atornillaran en el gobierno venezolano” (Rubén Bustillos, octubre 2017) apuntalados por el, supuestamente, “sistema electoral más seguro del mundo” (¿?); que en efecto le facilitó al chavismo-madurismo “reflejar triunfos inobjetables” (¿?) con excepción de las Elecciones Parlamentarias del 5D-2015, en razón a que los técnicos de Smartmatic no participaron (“diferencias” entre el régimen y los accionistas) y por ende la dictadura no  pudo alterar los resultados. Sigue leyendo Venezuela, elecciones libres y justas en tiranía: una utopía.

Sin sistema económico: origen de la crisis

Jesús Alexis González
Jesús Alexis González

Iniciemos con una visión: Venezuela transita hacia una crisis económica, cuya intensidad será del tamaño de las distorsiones macroeconómicas propiciadas por las improvisaciones e indefiniciones inducidas por la puesta en marcha de acciones para alcanzar una economía totalmente estatizada bajo la figura de un socialismo democrático (mercado con fuerte participación estatal); lo cual equivale a la implantación de una economía socialista en la economía de mercado,  en torno a un enfoque productivo socialista de heterodoxa conformación,  orientando la política económica a la luz de construir un Estado socialista.

Tal intención (de indefinido sustento doctrinario), está  propiciando un mayor desbalance  macroeconómico ante la ausencia de un sistema económico, entendido como un conjunto de procesos vinculados funcionalmente entre sí mediante relaciones, reglas, procedimientos e instituciones que caracterizan el funcionamiento económico del país; para lo cual se han de instrumentar las políticas que se estimen necesarias en función de organizar la actividad económica de la sociedad (producción y distribución de bienes y servicios) en un marco de ordenamiento jurídico que facilite el desarrollo de las fuerzas productivas, y de una estructura económica que perfeccione las relaciones entre los sectores de la economía (primario, secundario y terciarios). Tal desenvolvimiento, ha de responder a un modelo económico perfilado por el Gobierno (dirección de la colectividad social mediante la instrumentación de políticas públicas) para organizar la actividad económica en vínculo armónico entre el tejido empresarial (privadas, socialistas y mixtas) con el resto de los actores sociales. Formulemos una interrogante: ¿Venezuela cuenta con un sistema y modelo económico concebido como política de Estado? Sigue leyendo Sin sistema económico: origen de la crisis

Educación para un mundo en permanente construcción

Jesús Alexis González
Jesús Alexis González

En la modernidad, entendida como un periodo histórico caracterizado por un conjunto de ideas y cambios profundos en la sociedad, las políticas educativas han de poner especial atención a las denominadas competencias socioemocionales que le permiten al individuo afrontar con éxito su adaptabilidad a nuevas opciones; siendo por tanto de vital importancia que sean incorporadas como estrategias fundamentales en planes de inclusión social y laboral; bajo el principio que el desarrollo y fortalecimiento de esas competencias mejora, entre otros aspectos, el desempeño laboral (requisito básico para luchar contra la pobreza) habida cuenta del efecto positivo que tienen sobre la habilidad, la destreza y la conducta. Al propio tiempo, dichas competencias han de estar insertadas en un escenario de saberes a la luz de: Saber (conocimiento cognitivo), Saber Hacer (conocimientos aplicados o capacidades), y Saber Ser (comportamientos y conductas relacionados con la aplicación de los conocimientos); todos los cuales emanan de cuatro contextos diferentes, pero íntimamente vinculados: Educativo (formación integral de las personas); Formativo (fortalecimiento de las competencias profesionales);  Productivo-Laboral (fortalecimiento de las conductas funcionales) y el  de Relaciones Sociales (fortalecimiento de las habilidades necesarias para vivir con calidad). Sigue leyendo Educación para un mundo en permanente construcción